Páginas vistas en total

jueves, 24 de febrero de 2011

Componente cancerígeno presente en las fórmulas de Pepsi y Coca

Componente cancerígeno presente en las fórmulas de Pepsi y Coca


A las 12 cucharadas de azúcar que contiene un refresco de solamente 600 mililitros, asociadas al sobrepeso y la obesidad, al ácido fosfórico que acaba con los dientes y al carácter estimulante y adictivo de la cafeína, se suma una nueva razón para dejar de beber Pepsi y Coca: el reconocido potencial cancerígeno de su colorante.


Uno de los ingredientes que aparentemente suena más inofensivos en las fórmulas de la Pepsi y la Coca es el "color caramelo". La regulación federal de los Estados Unidos reconoce 4 tipos diferentes de color caramelo. Todos son elaborados a partir del azúcar.


El primero es llamado simple caramelo. El segundo incluye la reacción del azúcar con sulfitos. El tercero es elaborado haciendo reaccionar el azúcar con componentes de amonio. Y la tercera variedad de color caramelo, la utilizada por Coca y Pepsi, es producida a través de la reacción del azúcar con componentes de amonio y sulfitos. Técnicamente este compuesto es conocido como Caramelo IV.


La reacción del azúcar con amonio provoca la generación de numerosos compuestos químicos. Dos de estos compuestos son el 2-metilimidazol y el 4-metilimidazol, ha sido comprobado por estudios gubernamentales que provocan cáncer de pulmón, hígado y tumores de tiroides en modelos animales de laboratorio.


Oficiales de Salud Pública de California recientemente pusieron al 4-metilimidazol en la lista de los componentes cancerígenos conocidos. Científicos de la Universidad de California en Davis encontraron recientemente en bebidas de cola niveles significativos de 4-metilimidazol que exceden los niveles que el estado considera ser seguro.

El Centro de Ciencias para el Interés Público (Center of Science in the Public Interest) de los Estados Unidos está pidiendo hoy a la Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos el prohibir el uso del proceso de amoniaco y amoniaco-sulfito en los colorantes caramelo, demanda a la que se suma El Poder del Consumidor para que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios haga lo mismo en México.

Considerando que el propósito de este caramelo contaminado es meramente cosmético, esperamos que la COFEPRIS actúe rápidamente para proteger a los ciudadanos de un riesgo innecesario al cáncer.


"Si estábamos esperando una razón más para dejar el hábito de tomar estas bebidas, aquí la tenemos", declaró Xaviera Cabada, coordinadora del Área de Salud Alimentaria de El Poder del Consumidor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario: