Páginas vistas en total

sábado, 11 de junio de 2011

53 MDD CUESTAN AL ERARIO ERRORES DE LUIS ERNESTO DERBEZ

53 MDD CUESTAN AL ERARIO ERRORES DE LUIS ERNESTO DERBEZ


El exsecretario de Economía requisó el Renave y tras varios juicios que perdió, el gobierno pagará 50 millones de dólares por el fracaso del programa

Por José Martínez M.

(Se autoriza reproducción de la información) Fuente: Difunet.

Puebla, Pue., a 06 de junio de 2011


La de Luis Ernesto Derbez Bautista, el flamante rector de la Universidad de Las Américas Puebla (Udlap), es una historia de escándalos y fracasos. Sus más fervientes críticos lo ven como la antítesis del rey Midas: “todo lo que toca lo destruye”.

Derbez Bautista fue responsable de una sentencia millonaria a consecuencia de sus yerros como secretario de Economía, por lo que el gobierno mexicano ha tenido que desembolsar más de 50 millones de dólares para cubrir gastos de abogados y reparación de daños como consecuencia de sus malas decisiones como secretario de Estado.


El gobierno ha sido obligado por tribunales internacionales a pagar fuertes sumas de dinero a particulares al perder un laudo en instancias extraterritoriales.

La historia del Renave

Cuando el gobierno se vio en la disyuntiva de requisar el servicio para el Registro Nacional de Vehículos (Renave), el Poder Legislativo emplazó a Luis Ernesto Derbez, a la sazón secretario de Economía para informar sobre el nuevo Renave, toda vez que se contaría con un nuevo programa de regularización de vehículos que sustituiría al Renave, luego de conocerse la verdadera identidad del argentino Ricardo Cavallo, acusado de crímenes de lesa humanidad durante la dictadura impuesta por los militares argentinos.

A finales del gobierno de Ernesto Zedillo entró en vigor este programa de regularización de vehículos.

Desde el principio, la puesta en marcha del Renave fue objeto de severas críticas de políticos de oposición que consideraban anticonstitucional su aplicación y se manifestaron en contra de que se cobrara este registro a la ciudadanía. Incluso diez gobernadores demandaron la cancelación del mismo o que disminuyera su costo.

Pero Luis Ernesto Derbez argumentó que el objetivo del Renave era evitar el robo de vehículos y acabar con el negocio de autopartes en el mercado negro, así como garantizar la propiedad de los automóviles. Tras el escándalo de Cavallo, el Renave fracasó y el programa fue suspendido.

La creación del Renave se dio el 15 de septiembre de 1999 con la autorización de la entonces Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, que pasó a constituirse en la actual Secretaría de Economía, la que otorgó el “Título de Concesión del Servicio Público de Operación del Registro Nacional de Vehículos”, a favor de Concesionaria Renave, S.A. de C.V., en términos de lo previsto en el artículo 3 fracción 3 II de la Ley del Registro Nacional de Vehículos, el cual fue publicado en el Diario Oficial de la Federación el 11 de mayo de 2000.

Pero al denunciarse en la prensa la identidad de Ricardo Cavallo, el mismo secretario de Economía Luis Ernesto Derbez, en el marco de sus facultades, publicó en el Diario Oficial de la Federación el 27 de junio de 2001 un “acuerdo de requisa”, afectando los intereses de las empresas que contaban con los derechos de dicha concesión, lo que motivó una demanda de los afectados que se dirimió en los tribunales internacionales y cuyo arbitraje determinó una sentencia desfavorable para el gobierno mexicano.

Antes del litigio los responsables del área jurídica habían advertido a Derbez que no convenía un juicio en dichos tribunales porque el gobierno saldría derrotado y tendría que pagarse una multimillonaria compensación.

Luis Ernesto Derbez se empecinó en llevar a cabo el pleito y después de varios años el pasado mes de abril de 2011 se dictaminó una sentencia, por lo que el gobierno está obligado a pagar daños por un poco más de 53 millones de dólares, mientras Derbez despacha en su confortable oficina de la Udlap.

La sentencia

Los jueces del tribunal internacional concluyeron que el ahora ex secretario de Economía, Luis Ernesto Derbez incurrió en una “conducta maliciosa”.

“Este tribunal determina que entre junio de 2001 y diciembre de 2002, el Estado demandado incurrió en un patrón de conducta hacia los concesionarios que sólo puede ser caracterizado como irracional, perverso y manchado de mala fe”, afirmaron los tres árbitros, al resolver que México violó sus tratados bilaterales de libre comercio con Argentina y Francia por lo cual las dos empresas que operaron el Renave deberán de recibir 21 millones de dólares de compensación.

El laudo fue dictado en junio de 2010, pero se había mantenido con carácter de confidencial, hasta que fue publicado el pasado 20 de abril de 2011 por el Centro Internacional para Resolución de Controversias Comerciales (ICSID, por sus siglas en inglés) del Banco Mundial.

Las empresas que ganaron la demanda son la argentina Talsud y la francesa Gemplus, que actualmente forma parte del consorcio Gemalto, y que en conjunto eran dueñas del 49 por ciento de las acciones de la concesionaria Renave.

El fallo señala directamente al exsecretario de Economía, Luis Ernesto Derbez, por haber incurrido en “un patrón de conducta maliciosa” durante 2001 y 2002, con la idea de revocar la concesión del Renave, pese a no existir bases legales para ello y de minimizar los riesgos de una eventual demanda de los afectados.

Dicho patrón incluyó el nombramiento de Esperanza Gómez Mont Urueta, como interventora del Renave en mayo de 2001, “con la instrucción del secretario Luis Ernesto Derbez de buscar razones para revocar la concesión o afectar adversamente a los concesionarios”.

El gobierno, a través de la Secretaría de Economía, revocó la concesión porque las empresas no implementaron la infraestructura necesaria para el registro de datos, postura que el tribunal rechazó porque para diciembre de 2002 ya se habían registrado 2.2 millones de vehículos nuevos.

Gemplus tiene derecho a recibir 8 millones 725 mil dólares por daños, intereses desde 2001 y costo del litigio, mientras que a Talsud corresponden 12 millones 231 mil dólares, amén del pago de intereses de 2 por ciento anual para ambas desde enero de 2010 hasta liquidar la deuda.

Resuelve Tribunal internacional

El siguiente es un extracto del desglose que a lo largo de 425 páginas realizaron los jueces del Centro Internacional para Resolución de Controversias Comerciales del Banco Mundial, a cuya jurisdicción se sometió el gobierno mexicano y perdió.

La Demandada (México representado por Luis Ernesto Derbez) “fue responsable de un patrón de comportamiento que sólo puede calificarse como irracional, perversa y de mala fe” (página 78 de la resolución) que concluyó por unanimidad la Corte Internacional.

En un laudo arbitral internacional integrado por los Jueces L. Yves Fortier CC; QC, Eduardo Magallón Gómez y V.V. Veeder, QC (Presidente), México, representado por Luis Ernesto Derbez Bautista, en su calidad de secretario de Economía, se sometió voluntariamente a la jurisdicción del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones en los casos CIADI Nos. Arb. (AF)/04/3 y ARB. (AF)/04/4 entre Gemplus S.A., SLP, S.A. y Gemplus Industrial S.A. de C.V. y los Estados Unidos Mexicanos representada por la Secretaría de Economía, siendo su titular, Luis Ernesto Derbez Bautista.

El laudo adicionó a la empresa TALSUD S.A. con México. Procesos que por acuerdo de las partes se integraron en un solo proceso arbitral. Las primeras empresas (GEMPLUS y SLP) fueron constituidas conforme a la legislación de Francia mientras la empresa GEMPLUS Industrial fue creada conforme a la ley mexicana y TALSUD S.A. fue constituida conforme a la legislación de Argentina.

El objeto de esta controversia fue determinar si México había violado dos tratados bilaterales con Francia y con Argentina particularmente tres asuntos: a) Expropiación ilegítima; b) Falta de trato justo y equitativo y c) Falta de protección y seguridad con respecto a las inversiones de las demandantes en la empresa RENAVE S.A. de C.V.

Después de varios años que duró el arbitraje internacional que no admite ya apelación judicial por la naturaleza de la sujeción voluntaria de las partes, los jueces señalaron el trabajo profesional y jurídico de la Dra. María del Refugio González (Directora General Jurídica de la Secretaría de Economía) quien recomendó que no era lo más apegado a derecho iniciar una requisa de la empresa RENAVE S.A. de C.V.

Los montos

El secretario Derbez hizo caso omiso de la recomendación técnico-jurídica de su directora general jurídica. En su resolución, el Tribunal Internacional condena a México a pagar 5 millones 450 mil dólares americanos, una indemnización de 4 millones, 483 mil 164 dólares americanos a Gemplus S.A. y 6 millones, 485 mil, 721 dólares americanos al tipo de cambio en el 2001 que deberá actualizarse a la fecha.

Así también, condena a México a pagar de intereses un millón 867 mil 589 dólares americanos a Gemplus S.A., y 2 millones 689 mil 907 dólares americanos a Talsud S.A.

De igual manera, condena a México a pagar por conceptos de intereses de capital 4 millones 483 mil 164 dólares americanos a Gemplus S.A. y 6 millones 485 mil 721 dólares americanos a Talsud S.A., al 2% de interés anual. De la misma manera, condenó a México a pagar 2 millones, 375 mil, dólares americanos a Gemplus S.A. por el costo del arbitraje y 3 millones, 075 mil dólares americanos a Talsud S.A. por el mismo concepto. Así como todas las costas y gastos judiciales. Total hasta ahora: 37 millones, 395 mil 266 dólares americanos.

Por una mala decisión económica y jurídica de Luis Ernesto Derbez Bautista, México ha pagado hasta ahora por este concepto la cantidad de 53 millones, 835 mil 266 dólares americanos.

Mientras tanto, Luis Ernesto Derbez –el flamante rector de la Udlap– se encuentra en su zona de confort viendo apaciblemente cómo se deteriora la calidad académica de la Udlap.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario: