Páginas vistas en total

domingo, 12 de diciembre de 2010

LOS PECADOS DE GENARO GARCIA LUNA SECRETARIO DE SPF

LOS PECADOS DE GENARO GARCIA LUNA SECRETARIO DE SPF

Quehacer Político

Por: Javier Ramírez

De ingeniero a protegido de Marta Sahagún

Pese a sus deficientes antecedentes, presuntos nexos con criminales y malos resultados en la Agencia Federal de Investigación, este funcionario tomó el mando de la Secretaría de Seguridad Pública federal


El presidente Felipe Calderón Hinojosa premió a Genaro García Luna, ingeniero mecánico y ex director de la Agencia Federal de Investigación (AFI), como nuevo secretario de Seguridad Pública federal, por la relación cercana con la pareja ex presidencial Fox-Sahagún, a pesar de estar involucrado presuntamente en proteger a narcotraficantes, secuestradores y traficantes de personas y crear y solapar una red de complicidades y corrupción en la AFI.




García Luna también enfrentó un juicio como funcionario de la Policía Federal Preventiva (PFP) por sospechosas “irregularidades en la compra de 11 aeronaves”.



En entrevista con diversos actores en seguridad pública, se considera que el presidente Felipe Calderón, para nombrar titular de la SSP federal a García Luna, tuvo que valorar los pros y contras del ex titular de la AFI.



Aunque algunos reflexionan que “carece de perfil” y le dan el “beneficio de la duda”, otros de plano aseguran que el nuevo titular de la dependencia tiene “amplios conocimientos” para desempeñar y hacer un “buen papel en el cargo”.



Fuentes de QUEHACER POLÍTICO atribuyeron la designación de García Luna como nuevo titular de la SSP federal, debido a que cuando era funcionario del Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional (Cisen) sirvió a la campaña presidencial de Vicente Fox Quesada y se acercó mucho a Marta Sahagún, a quien desde entonces le filtraba información privilegiada de todos los ámbitos para utilizarla a favor de su entonces jefe Fox.



El experto en Inteligencia (intervenciones telefónicas y espionaje, dicen quienes lo conocen) García Luna, con su incondicionalidad a Fox y Sahagún, logró la dirección de la AFI para, con una inversión millonaria, supuestamente convertirla en u! na policía científica, revelaron las fuentes con sultadas .



Sin embargo, agregan, el combate al narcotráfico fue un fracaso y el tráfico de drogas en toda la República se disparó, y nunca hizo acto de presencia en ninguna plaza en donde había enfrentamientos entre cárteles de la droga como en Nuevo Laredo, Tamaulipas; Tijuana, Baja California; Monterrey, Nuevo León; Ciudad Juárez, Chihuahua o Culiacán, Sinaloa.



Con su policía científica, García Luna tampoco pudo capturar al capo Joaquín El Chapo Guzmán Loera, por lo que se considera que su nuevo cargo se lo debe a la ex pareja presidencial, quien todavía tendría injerencia en el país, aseguran.



Uno más de los chascos del ahora titular de la SSP federal fue invertir, infructuosamente, más de dos millones de dólares a fin de conseguir la presidencia de la Interpol internacional con los resultados por todos conocidos.



Supuestamente apadrinado por la ex familia presidencial Fox-Sahagún, a García Luna se le acusó de vender plazas en la AFI –la comandancia de la AFI en Tijuana, Baja California, al parecer la cotizó en cinco millones de dólares– y de estallarle en las manos el secuestro y tortura de cuatro zetas –uno de ellos ejecutado– a manos aparentemente de elementos de la AFI, además de recrear operativos televisivos de rescate de víctimas y captura de plagiarios como una manera mediática de tratar de “limpiar la imagen” de su policía científica; por estas últimas acciones, un reportero de Televisa fue despedido de su empleo.



Sin muy buenas relaciones con las Fuerzas Armadas, de acuerdo a fuentes consultadas, el actual titular de la Secretaría de Seguridad Pública federal incumplió con dejar una AFI “saneada y profesionalizada”, ya que sus hombres más cercanos se implicaron en una serie de ilícitos quedando, como siempre, casi en la impunidad. Por ejemplo, en un caso ampliamente documentado por la prensa, en 2002, efectivos de la AFI asesinaron a Guillermo Vélez Mendoza, presunto secuestrador de la banda de Los Ántrax.



Iniciada en noviembre de 2001, la agencia modelo AFI, de García Luna, quedó muy mal parada, ya que entre 2001 y 2006 se reportaron 138 inhabilitados, 34 destituciones, 98 suspensiones, 264 amonestaciones, 62 destituciones-inhabilitaciones y siete apercibimientos. En los primeros tres meses del año pasado (2006), la Procuraduría General de la República (PGR) inició averiguaciones previas en contra de 37 mandos y elementos de la AFI, de los cuales 28 pertenecen a la nueva generación de agentes federales y el resto a la extinta Policía Judicial Federal, como presuntos responsables de ejercicio indebido del servicio público, contra la administración de justicia, cohecho, abuso de autoridad, extorsión, privación il! egal de la libertad y evasión de preso.


NARCOVIDEOS DIVIDEN A PGR




Al darse a conocer un video a finales de 2005, en el cual aparecen cuatro miembros de los sicarios Los Zetas, uno de ellos ejecutado después, la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada inició la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/106/2005, y se descubrió la protección que García Luna, junto con sus elementos, brindó al narcotraficante del cártel de Sinaloa, Arturo Beltrán Leyva, en el estado de Guerrero.



La SIEDO, a cargo de José Luis Santiago Vasconcelos, aseguró, en ese tiempo, que elementos de la AFI secuestraron y torturaron a los cuatros Zetas, y cinco delegaciones de la PGR estaban implicadas en la protección al cártel de Sinaloa, en especial a la célula que comandan los hermanos Beltrán Leyva.



Mencionaron al subcomandant! e Salvador García Ortiz, el jefe regional José C! arreto O rtega y los agentes Martín González Fernández, Jorge Edmundo Guillermo Vázquez, Alejandro Hernández Ciriaco, Rafael Hernández Juárez, José Rodolfo Hernández Montes, José Vidal Avendaño Barrón, Marcos César Canseco García, Hugo Antonio Cedano Filipini, José Colín Maya y Víctor Rodolfo García Medel.



El entonces procurador Daniel Cabeza de Vaca negó que los agentes federales hayan capturado y entregado a los Zetas del cártel del Golfo al grupo de los Beltrán Leyva, quienes se mueven a la sombra del capo Joaquín El Chapo Guzmán Loera, de acuerdo a información oficial.



Supuestamente, al ex militar Miguel Vizcarra Cruz, junto con su compañera Elizabeth Olguín Servín y la hija de ésta, Elvia Jaquelín Guzmán Olguín, un grupo de efectivos de la AFI los subieron a ! una camioneta en Acapulco, Guerrero, y los entregaron a Edgar Valdez Villarreal La Barbie.



Luego de ser liberada Olguín y su hija, la primera acudió a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para denunciar la desaparición de Vizcarra. A partir de su testimonio, la SIEDO inició la indagatoria con el testimonio de la compañera de Vizcarra, quien reconoció a por lo menos tres de sus plagiarios: Marcos César Canseco García, Alejandro Hernández Ciriaco y José Rodolfo Hernández López.

Por estos hechos, se confrontaron la AFI y la SIEDO, alcanzando a la esposa del entonces presidente Vicente Fox, Marta Sahagún, quien respaldó a la AFI, mientras la agencia antinarcóticos de Estados Unidos (DEA), apoyó a la SIEDO.



Corporaciones policiacas estadounidenses aseguran que elementos de la AFI “protegen el contrabando de drogas y del dinero producto de ese ! ilícito negocio, así como el tráfico de i! ndocumen tados y de mercancías”.



La información puntualiza que las operaciones han beneficiado a las organizaciones delictivas de Vicente Carrillo Fuentes, Joaquín Guzmán Loera, los hermanos Beltrán Leyva y los Arrellano Félix.



Mientras tanto, García Luna se encargó de filtrar a Televisa los videos de los operativos antisecuestros o de la detención de bailarinas exóticas indocumentadas en bares de lujo de la capital.



Supuestamente un hermano de la señora Marta Sahagún, y Genaro García Luna, entonces director general de la AFI, exigieron hasta cinco millones de dólares por la comandancia de la dependencia en Tijuana, Baja California. Aseguran denuncias públicas que recibía millonarias cantidades de dólares por los servicios de protección.

REDES DE COMPLICIDADES Y CORRUPCIÓN



A funcionarios cercanos de García Luna en la AFI como Luis Cárdenas Palomino, Francisco Javier Garza Palacios y comandantes como Igor Labastida, se les acusa de “crear una red de complicidades dentro de la AFI que les permitió construir en el pasado sexenio fortunas grandes, pero manejadas con discreción y un esquema de protección al narcotráfico, al tráfico de indocumentados y contrabando, que no se escapa al de las mejores épocas de corrupción en la Policía Judicial Federal”.



García Luna designó a Cárdenas Palomino como director general de Investigación Policial de la AFI. Inició su carrera en el Cisen, bajo la dirección de su jefe, quien lo hizo su secretario particular en la Coordinación de Inteligencia de la Policía Federal Preventiva.



Según denuncias, Cárdenas Palomino, ahijado del ex procurador Rafael Macedo de la Concha, sería el responsable de mandar a “cobrar la c! uota a los narcotraficantes” para repartirla con Genaro García Luna.

Garza Palacios ocupó la dirección de

Operaciones Especiales de la AFI.



En el pasado, a este servidor público se le involucró con el robo y traslado de vehículos de Estados Unidos con destino a la ciudad de México, para lo cual operaba por la llamada “frontera chica”, principalmente en Matamoros y Nuevo Laredo, Tamaulipas.



Entre 1995 y 1996, Garza Palacios estuvo en Nuevo León. Sus subdelegados de la PJF fueron el hoy extinto Leopoldo Rodríguez Rementería y Marco Antonio Báez. En esa entidad, al parecer, se les involucró con la venta de los decomisos de mariguana y cocaína a narcotraficantes protegidos por ellos mismos.



Garza Palacios fue nombrado subdelegado de la Policía Judicial del Distrito Federal cuando el director de Investigaciones era Marco Antonio Báez en las delegaciones Álvaro Obregón e Iztapalapa.



Domingo González Díaz, ex director del Centro de Mando, presuntamente se dio a la fuga a raíz de un baile de cuatro millones de dólares que le dio a los capos Eloy Treviño y Sergio Villarreal, y también vendía plazas de la AFI, según información hemerográfica.



A Domingo González, conjuntamente con Agustín Montiel, Raúl Cortés, Saúl Salvatierra y Carlos Díaz de León se les responsabilizó de recibir en Morelos los aviones cargados de droga propiedad del cártel de Juárez, encabezado entonces por Amado Carrillo Fuentes El Señor de los Cielos, oficialmente muerto.

 
EL COLMO DE GARCÍA LUNA Y LA PGR




A pesar de que reporteros de medios de comunicación rechazan que hayan sido invitados a “recreaciones de operativos” donde se liberaron a víctimas y se aprehendieron a plagiarios, el entonces procurador general de la República, Daniel Cabeza de Vaca y sus colaboradores José Luis Santiago Vasconcelos y García Luna aseguraron a la prensa que fueron invitados a “una recreación de captura a petición de televisoras” el 9 de diciembre de 2005.



Ese día, supuestamente los medios de información asistieron a la captura de una banda de secuestradores conocida como Los Zodiaco, entre ellos a la ciudadana francesa Florence Cassez y su novio Israel Vallarta Cisneros. Los servidores públicos rechazaron que se haya puesto en riesgo la investigación por “recrear” el operativo.



El asunto de las “recreaciones” o montajes le costó el empleo a dos informadores, y solicitudes de colaboración por parte de la AFI a otros comunicadores para que, si son llamados a declarar ante el Ministerio Público respecto a lo que pasó, digan que sí, que fueron los reporteros de medios electrónicos los que solicitaron esas acciones.

CONTRADICCIÓN DE SANTIAGO VANCONCELOS



Santiago Vasconcelos trató de negar que hubiera existido una “recreación” para empresas televisoras y señaló: “Respecto a este supuesto montaje y esta serie de argumentaciones de una violación, de un retraso en la puesta a disposición, es una argucia defensiva.



“La realidad es que hay imputación directa de los ofendidos, de quienes fueron secuestrados; hay una imputación directa de quien estuvo a punto de perder un dedo, hay una imputación directa de esta víctima, que señala a esta ciudadana francesa como quien le inyectó el anestésico.



“Hay un señalamiento directo en contra de esta ciudadana francesa por parte de las víctimas, que se burló de ellos, que constantemente los tenían sometidos a tortura, amenazándoles con cortarles una oreja o un dedo, y eso es lo que se tiene”.



Y añadiría: “Sería un absurdo por parte de nosotros y sería irresponsable que acompañaran ustedes en! el mome nto mismo a los compañeros de la AFI a este tipo de infiltraciones, sobre todo la prensa escrita, que tiene una gran desventaja con la prensa audiovisual, entonces es difícil”.



En relación a su detención, Cassez aseguró que es inocente, rechazó pertenecer a la banda de Los Zodiaco y acusó a las autoridades de la PGR de fabricarle los delitos que le imputaron.



Por su parte, la embajada de Francia en México informó que se le dio asistencia a su ciudadana encarcelada, y el proceso lleva su curso normal, sin confirmar o rechazar que haya tenido vicios la captura de su paisana.

NIEGA RECREACIÓN REPORTERO



Por su parte, el ex reportero de Televisa Pablo Reinah Martínez, despedido por transmitir la recreación de la detención de Los Zodiacos, en una carta pública aseguró: “Fui sorprendido por las autoridades de la AFI, que ahora pretenden hacernos creer que un! reportero puede ordenarles cómo y cuándo hacer su trabajo”.



El comunicador, quien fue uno de los reporteros de medios electrónicos que la mañana de ese día transmitieron el operativo de la AFI efectuado en un rancho ubicado sobre la carretera federal a Cuernavaca, Morelos, en el que fueron liberadas tres personas que habían sido secuestradas días antes, afirmó en su misiva que en ningún momento estuvo enterado de que ese rescate era una recreación de hechos que en realidad sucedieron horas atrás.



Y remató en su misiva: “Yo, al igual que la ciudadanía y los medios, fui sorprendido por las autoridades de la AFI, que ahora pretenden hacernos creer que un reportero puede ordenarles cómo y cuándo hacer su trabajo; que un reportero tiene la capacidad de movilizar a sus elementos, en lo que desde mi punto de vista es un caso que protege intereses lejanos todavía! a mi entendimiento”.

CALDERÓN DEBIÓ VALORAR EL

TRABAJO DE GARCÍA LUNA EN LA AFI



El presidente del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública, José Antonio Ortega Sánchez, expresa que el presidente Felipe Calderón debió “valorar” las actuaciones que hizo García Luna al frente de la AFI para nombrarlo secretario de Seguridad Pública federal.



Ortega Sánchez comentó en su momento que García Luna se negó a detener al secuestrador Bayardo y evocó que el plagiario Marcos Tinoco Gancedo señaló a García Luna y a Alberto Pliego Fuentes como protectores de bandas de plagiarios.



Al darle un voto de confianza y tiempo al presidente Calderón para que resuelva el “grave problema” de violencia en el país, el presidente del Consejo dice esperar que el presidente Felipe Calderón cumpla su palabra con los mexicanos de mejorar la seguridad pública en prevención y procuraci&! oacute;n de justicia, “como lo dijo en su campaña política, y falta cumpla con su palabra”.



En materia de seguridad y procuración de justicia en México, se necesitan resultados con planes y programas de corto, mediano y largo plazo, enfatiza.

CON PERFIL PARA EL CARGO



El presidente de la Comisión de Seguridad Pública en la Cámara de Diputados, Rodrigo Medina de la Cruz, asegura que García Luna “tiene el perfil, amplios conocimientos y puede desempeñar un buen papel en la Secretaría de Seguridad Pública”.



Pese a las acusaciones en contra de García Luna, como comprar naves con sospechas de irregularidades en la SSP federal y de proteger a narcotraficantes, el legislador priísta responde: “Creo que en la Secretaría de Seguridad Pública tenemos a alguien comprometido, que tiene los conocimientos, muy bien intencionado, que trabaja por México, que arriesga todo los días su vida por México, y que esté ahorita al frente de un gran compromiso”.

EL BENEFICIO DE LA DUDA



Por su parte, el diputado perredista Andrés Lozano admite que entre 2000 y 2006 “nos hablan de algunas deficiencias” de García Luna, aunque en la SSP federal se “requiere de mucha entrega y profesionalismo y le concedemos el beneficio de la duda”.



A pregunta expresa, dice que “si hablamos del perfil, lo podría dar, pero debemos hablar de la efectividad de la conducción de esa Secretaría”, aunque admite que no han tenido contacto con el nuevo titular de la dependencia, el cual se tendrá a través de las cámaras de diputados y senadores.



El operativo en Michoacán, dice, es para “el flash político y una intención de dar; lo que realmente necesitamos es efectividad en los territorios, muy concretos como en las colonias”.



Hay detención de capos, pero “sigue la degradación del tejido social, sigue la falta de inversión en educación, sigue la falta de inversión en cultura, los jóvenes no tienen posibilidad de expresión alguna, no es una cuestión de policías y ladrones, sino de abordarse de manera integral”, afirma el legislador perredista.



Por su parte, el diputado de Convergencia, Juan Manuel del Río Virgen, dice que “de entrada pareciera que no tiene el perfil (García Luna en la SSP federal), pero hay que otorgarle el beneficio de la duda”.



En charla con este semanario, rechaza que haya sido un premio el nuevo nombramiento de Genaro García Luna, pues en la AFI “ellos dejaron crecer el narco” y confía que en el “grave problema de la inseguridad, Calderón va a tener mano dura y tomará decisiones trascendentales”.



Otras fuentes policiales apuntan que, con este tipo de nombramientos, sólo faltó que “mandaran un policía como secretario de Sedesol”.

Adiós, Ardelio, adiós...



Sin que todavía el gobierno federal envíe la iniciativa de ley al Senado de la República para fusionar cuatro policías e integrarlas en una en la Secretaría Seguridad Pública, Ardelio Vargas Fosado está a cargo de la Agencia Federal de Investigación (AFI) y Policía Federal Preventiva (PFP) a dos meses de la actual administración.



La Secretaría de la Función Pública determinó procedente la designación de Vargas Fosado, luego de “analizar los distintos marcos jurídicos de ambas corporaciones”.



Sin embargo, fuentes de alto nivel aseguran a este semanario que la cuerda reventó por lo más delgado. Y “Ardelio Vargas y Genaro García Luna terminaron peleados. Se ‘rayaron’ (mentaron) sus madres, y se espera que en los próximos días el director de la AFI deje su cargo. Así, García Luna quedará como jefe absoluto”.



Las mismas fuentes rememoran que Ardelio Vargas es gente del equipo de Eduardo Medina Mora desde que éste era titular del Cisen, y por ello fue enviado a Oaxaca a minar el movimiento de la APPO, tratando así de ponerse una “estrellita” y ganar puntos en su carrera y buscar nulificar a García Luna.



La idea, dicen, era que Ardelio (quien a su paso por el Cisen de Jorge Tello Peón realizó trabajos especiales en Chiapas) lograra el control absoluto de los operativos y la lucha contra el narcotráfico. “Pero no será así. Genaro se quedará con todo”.



Y es que de acuerdo a las pretensiones del Gobierno federal, la nueva corporación pretende fusionar a las policías de la AFI, PGR, PFP, SSP federal, Fiscal, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, y Migración, de la Secretaría de Gobernación.



Cabe recordar que a mediados de diciembre, la PGR y la SSP federal nombraron como titular de la AFI y comisionado de la P! olic&iac ute;a Federal Preventiva a Ardelio Vargas Fosado.



El titular de la PGR, Eduardo Medina-Mora, afirmó el 14 de diciembre pasado que “la conformación de un cuerpo federal de policía único es uno de los elementos centrales de la estrategia para combatir de manera eficaz a la delincuencia”.



En ceremonia privada de toma de posesión de Ardelio Vargas Fosado como titular de la Agencia Federal de Investigación, señaló que “articulamos ya el proyecto del cuerpo federal de policía que comenzará a operar desde hoy bajo la premisa de unidad de mandos y de un nuevo diseño.



“El presidente Felipe Calderón ha instruido al secretario de Seguridad Pública Federal, Genaro García Luna, y a su servidor, junto con todos los integrantes del gabinete de seguridad que articulemos una estrategia que sume todos los esfuerzos para proporcionar certidumbre a la ciudadanía”, dijo.



Para esta designación se consultó a la Secretaría de la Función Pública (SFP), que realizó un análisis de los distintos marcos jurídicos que rigen a ambas corporaciones policiales, por lo que al final determinó que era procedente el nombramiento de Vargas Fosado, agrega la SSP federal.



Ahora, ante la eventual salida de Ardelio Vargas Fosado, las reestrucuraciones quedan en el aire y se evidencia la bronca entre Eduardo Medina Mora y Genaro García Luna.

Una historia de policías y ladrones



De acuerdo a especialistas en seguridad nacional y reporteros de la fuente policiaca consultados por este medio, la AFI desde su creación ha sido ponderada por la propaganda oficial como la “policía científica del milenio”, a grado tal que su ex titular, Genaro García Luna, llegó al extremo de afirmar que esta dependencia se podía comparar con institutos de otros países como Scotland Yard, en Inglaterra y el FBI en Estados Unidos, siendo ambos los ejemplos a seguir de las nuevas dependencias de seguridad e investigación contra la delincuencia en nuestro país.



Lo cierto es que los elementos que hoy integran la AFI han sido formados en cursos de unos cuantos meses, lo que arroja una gran interrogante y admiración sobre la calidad del policía científico de México.



Por tal motivo, al ser comparada esta policía con las mejores del mundo, el slogan de la eficiencia causó hilaridad en diferentes ámbitos, sin embargo, de acuerdo a las fuentes consultadas, su entonces titular García Luna logró vender esa idea al presidente Felipe Calderón, además del fuerte peso que tuvieron las recomendaciones de su madrina Marta Sahagún de Fox para que él fuera el secretario de Seguridad Pública del Gobierno federal.



Pero no todo es miel sobre hojuelas, ya que independientemente del madrinazgo del director de la SSP, el secretario de Gobernación Francisco Ramírez Acuña llamó recientemente a García Luna, quien fue advertido de que, “si en seis meses sus comandos no metían trabajo real serían despedidos y consignados”.



Esta advertencia trajo consigo que la dependencia a cargo de Genaro tuviera que dar golpes espectaculares, siendo uno de ellos la detención de Pedro Díaz Parada, amo y señor del narco en Oaxaca.



Otro elemento que señalan fuentes policiacas es que el otrora director de la AFI está amenazado de muerte por el narcotraficante Ignacio Nacho Coronel, porque la dependencia de seguridad se está metiendo con la organización delincuencial de tan conocido capo del cártel de Sinaloa y aliado de El Chapo Guzmán.



Sobre los hombres directos de García Luna en la AFI se menciona que ninguno cumplió sus funciones frente a los altos cargos que desempeñaban, como es el caso de Luis Cárdenas Palomino El Pollo, director de Investigaciones; Rodolfo de la Guardia García, director de Despliegue Regional; Francisco Javier Garza Palacios El Frutilupis, director de Operaciones; Domingo González Díaz, ex director del Centro de Mando, suplido por Manuel Becerril Mina e Igor Labastida.



Sin embargo, datos obtenidos por medio del Instituto Federal de Acceso a la Información Pública (IFAI), establecen que tan sólo en los dos primeros años de operación de la AFI, hubo más agentes nuevos que personal de la vieja policía judicial involucrados en actos ilícitos (417), que personal de la vieja policía judicial (265).



En los meses recientes se ha incrementado el número de reportes oficiales que involucran a personal policial de la PGR en delitos como secuestros exprés, tortura, abuso de autoridad, participación en bandas de asalto a transportistas, homicidio, delitos contra la salud, delincuencia organizada y extorsión.



Según fuentes oficiales, la depuración de la AFI está en proceso con la realización de nuevos exámenes de confianza, y la conclusión de las averiguaciones previas iniciadas contra elementos por la comisión de diversos delitos.



De acuerdo con datos del IFAI, para 2003 el número de ex agentes de la PJF en la AFI involucrados en delitos era 265, seis subdelegados, 17 comandantes, seis subcomandantes y 236 agentes; respecto al personal nuevo de la AFI, 417 habían incurrido en actos ilícitos; seis subdelegados, 21 comandantes, 13 subcomandantes, tres segundos comandantes y 374 agentes.



Lo anterior a pesar de que en el año pasado, durante la gestión de Daniel Cabeza de Vaca en la PGR, se incorporaron según dijeron mayores esquemas de control y vigilancia a los elementos de la AFI, a fi! n de contrarrestar los actos de corrupción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario: