Páginas vistas en total

jueves, 11 de abril de 2013

HOMBRES....SANTOS ! .

HOMBRES....SANTOS ! .
El mexicano Marcial Maciel nació en Cotija, poblado michoacano, en 1920. Fundó la Legión de Cristo 21 años después. Sus integrantes se dicen y son reconocidos como “legionarios”. La escasa formación teológica e histórica de Maciel no le permitió entender que en teoría, Cristo hizo discípulos, mientras que las legiones pertenecían al Imperio Romano y eran un instrumento de dominación, o conociendo el grado de perversión que el tipo tenía, entonces nos hace suponer y casi asegurar que el papel de verdadero legionario impositor, mentiroso, asesino, manipulador, violador, pedófilo, zoofílico, hijo de puta, etc.


Desde muy niño, su comportamiento sexual dió mucho que decir. Solía siempre alardear con sus amigos, sobre lo que hacía con otros compañeritos, amigos y empleados de su papá.
A manera de broma y en serio, se bajaba los pantalones enseñandoles las nalgas y diciendo: "Anda tú, métemela o te la meto".
Otras de las platicas comunes, eran los relatos detallados, sobre la actividad explícita y sexual que solía sostener con las chivas y otros animales del rancho.
Siempre prófugo del trabajo pero com ambiciones bien definidas, decide que la vida clerical es la mejor forma de tener un alto nivel cómodo de vida mientras tiene mucho para elegir, ya que es ahí donde los "niños bonitos" son mas suceptibles de ser enfilados a perversiones y sadismo con lo que siempre fantaseaba.
Su padre no lo apoya, pero prontamente obtiene apoyo y financiamiento de sus tíos, quienes pagan sus repetidos intentos de paermanecer en el seminario, del cual es expulsado en varias ocasiones por sus actos incluso, indescriptibles.

Otro de sus tíos, entonces cardenal de Xalapa Ver., termina corriendolo debido a su descarado compartamiento. Esa noche discuten acaloradamente y para bajarle el coraje al clérigo, Marciel se ofrece a prepararle un té. El cardenal, amanece muerto. Cianuro es lo que usó como venganza inmediata.


A los 20 años forma la congregación referida y desde entonces su carrera pedofílica se multiplica de forma exponencial. Casi siempre cometía sus primeros encuentros violatorios con niños y jovencitos menores de edad en ciudades lejanas a sus casas. Incluso en España y Roma, a donde los llevaba con planes específicos y bajo engaños a los padres de las víctimas.

300 son las denuncias por violaciones, pero se calcula que suman mas de 3000 las víctimas que acumulara a lo largo de decadas (desde 1944 fué ordenado sacerdote) de perversiones consentidas por el vaticano.

Si, el Vaticano SIEMPRE supo de su comportamiento. Pero Marciel supo callarlo mediente jugosas contribuciones económicas de millones de dolares.
Los jerarcas católicos tenían conocimiento desde los años 50’s que el fundador de la Legión de Cristo era un violador de niños, corruptor y adicto a las drogas.

Incluso, el obispo de Cuernavaca, Sergio Méndez Arceo, acusa a Maciel de cometer actos de sodomía con menores de edad y de abusar de las drogas.

Sobra evidencia de que Juan Pablo “sabía que Maciel era un criminal”,
Y nunca se llevo a cabo una revisión exhaustiva de la trayectoria de Juan Pablo II, pues sólo el caso Maciel hubiera sido suficiente para haber frenado el proceso de canonización.

A finales de los años 90 el Vaticano recibió documentación por otra demanda de pederastia en contra de Maciel. Provenía de varios ex-legionarios. Ratzinger, quien estaba al frente de la Congregación para la Doctrina de la Fe, optó por archivarla. No fue sino hasta 2006, siendo ya Papa Benedicto XVI, que Ratzinger decidió castigar al fundador de los legionarios, pero intentando darle a la sanción un bajo perfil. Le exigió a Maciel que dejara Roma, renunciara a todo ministerio público sacerdotal y llevara una vida retirada. A principios de 2008, Maciel murió sin que hubiera respondido ante la justicia por sus graves delitos.
Las religiones: protegen, silencian, trasladan, diseminan pederastia, crimen, asesinatos..

Dinero, dinero, dinero...

La Legión cuenta con 125 casas religiosas, 900 sacerdotes, 3 mil seminaristas, 70 mil voluntarios laicos, 150 colegios y 9 universidades en 22 países. En Roma tienen una de las principales universidades pontificias. Sus bienes se estiman en 20 mil 500 millones de euros.

El principal protector de Maciel fue Juan Pablo II, quien incurrió en total complicidad.
En 1991 el Papa nombró
a Maciel miembro de la Asamblea Ordinaria del Sínodo de Obispos sobre la formación de sacerdotes. En 1992, miembro de la IV Conferencia General del Episcopado Latinoamericano. En 1993, miembro del Sínodo de Obispos sobre la Vida Consagrada y su Misión en la Iglesia y en el Mundo. En 1994, consultor permanente de la Congregación para el Clero. En 1997, miembro de la Asamblea especial para América del Sínodo de Obispos. Y cuando ya tenía pleno conocimiento de las acusaciones contra él, lo alabó públicamente como impulsor del trabajo pastoral y lo propuso ante la juventud como un ejemplo a sabiendas desde los 50, del real comportamiento de Maciel.

MUCHOS OBISPOS Y GRANDES EMPRESARIOS MEXICANOS
Varios analistas se han preguntado por qué sucedió esto y han tenido que constatar que la razón fundamental ha radicado en el dinero que Maciel le daba al Vaticano. El escritor Rubén Aguilar señaló en la revista “Milenio” que la investigación sobre pederastia no había prosperado por la estrecha relación de Maciel con el Papa Juan Pablo II, forjada a partir del dinero que éste le conseguía para financiar su lucha contra el comunismo. También una red de obispos -con los que tenía contacto por los puestos que les dio Juan Pablo II- fueron encubridores y cómplices de Maciel. Cuando a fines del siglo 20 se hicieron públicas las acusaciones de pederastia varios obispos defendieron con enjundia a Maciel y denostaron con suma dureza a sus acusadores.

Grandes empresarios mexicanos también han sido cómplices. Presumían con orgullo que Maciel asistiera a celebrarles misa en sus ceremonias de aniversarios y casara y bautizara a muchos de sus familiares. Por esa cercanía no dudaron en utilizar su poder económico para proteger a Maciel y atacar a quienes pedían justicia por las atrocidades cometidas por el fundador de los Legionarios. La mayoría de las familias de la alta burguesía mexicana tienen a alguno de sus familiares vinculados a la legión de Maciel. Para ellos defender a Maciel y a los Legionarios se ha convertido en una misión familiar, con una actuación no lejana de los códigos de las mafias.

HABLAN LOS LEGIONARIOS
A Maciel lo siguen llamando su fundador y hasta agradecen a Dios por el bien que hizo. También expresan su gratitud al Papa por haberles ofrecido la visita apostólica. Dan gracias a los cinco visitadores por su solicitud paterna y llaman a los Legionarios y a sus seguidores a intensificar la oración. Haganme el chingado favor....

REACCIONES DE AUTORIDADES
CIVILES MEXICANAS
La escritora Roberta Garza afirma que la Iglesia siempre ha sabido convertir sus crímenes en pecados para expiarlos en la oscuridad, por lo que llamó a que se examinara cómo la pederastia, el encubrimiento y el lavado de dinero se habían convertido en el auténtico “carisma” de los Legionarios. Y adelantó que la iglesia no haría verdadera justicia. Otra articulista mexicana escribió que las disculpas tardías no bastaban, que el daño estaba hecho, y que la autoridad moral de la curia católica se encontraba severamente cuestionada. Varios analistas mexicanos se admiraron de que una violación de derechos humanos tan sostenida y tan amplia no hubiera tenido como respuesta una investigación de parte de las autoridades civiles mexicanas. Maciel había muerto, pero su institución seguía gozando de un descomunal poder y de total impunidad. Se exige ahora que las autoridades civiles mexicanas no se sumen a la complicidad y hagan justicia.

En México las fracciones parlamentarias del PRD, PRI y PAN de la Cámara de Diputados solicitaron a la jerarquía católica que a las personas afectadas por la actividad criminal del fundador de los Legionarios se les repararan los daños sufridos. Un ex-ministro de la Suprema Corte, Juventino Castro, consideró que los Legionarios deberían asumir la responsabilidad de los excesos de su fundador y declaró que había suficientes elementos para hacer desaparecer a esta institución. La diputada Leticia Quezada exigió a la Procuraduría General de la República que investigara a los Legionarios ante la probabilidad de que existiera en ella una red de pederastia. No obstante algunos senadores se negaron a hacer comentarios sobre este caso con el argumento de que sus hijos estudian en escuelas de los Legionarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario: