Páginas vistas en total

miércoles, 6 de febrero de 2013

Una decisión a tiempo puede alargar tus días y evitar el dolor y el sufrimiento.


Una decisión a tiempo puede alargar tus días y evitar el dolor y el sufrimiento.

Taxco de Alarcón Guerrero a 6 de febrero 2013.

Por: José Alberto Betanzos Salgado

Con la venia de nuestro creador, le pido su dirección e inspiración para disertar un tema que tiene que ver con la vida y la muerte, la salud y enfermedad, la felicidad y tribulación entre otros aspectos de nuestra vida.

Vivir y ser feliz, es un propósito de Dios para con nosotros y el anhelo de la gran mayoría de la humanidad, quisiéramos que todo fuera bello e inofensivo,  queremos amor, queremos salud, queremos libertad, queremos una pareja hermosa, queremos honores, queremos prosperidad económica, queremos satisfacción sexual, queremos darle lo mejor a nuestros hijos y que nunca les pase nada malo, todos quisiéramos que todo fuera fácil, que fuera miel sobre hojuelas, que no haya obstáculos para nuestros propósitos, todo lo que vemos normal y se hace contrario es precisamente por ver las cosas de manera normal, es por eso que continuamente logramos lo contrario a nuestros deseos, la felicidad no es vivir en lecho de rosas, es un compromiso estricto, consigo mismo.

Pero si viéramos más allá de lo que ve nuestra vista, si escudriñáramos cada uno de los problemas encontraríamos discernimiento y encontraríamos que ahí está el verdadero problema, la falta de visión de las cosas, su causa y efecto de todo  lo que sucede, todo tiene un porque, pero pocos, muy pocos reflexionamos al respecto.

Nacemos libres y conforme vamos creciendo nos vamos esclavizando a los hábitos y nos vamos permeando de costumbres y tradiciones de quienes nos rodean por el solo hecho de ver normales sus actitudes, sin recapacitar lo bueno o lo malo y allí comienza el peligro de nuestro propósito de nuestra vida, una mala alimentación nos afectara la salud al igual que los vicios y la ignorancia de otras causas de enfermedad, y ahí viene el dolor, el sufrimiento, la tribulación etc.

Las causas de muerte tienen estadísticas que van variando dependiendo de qué país se trata, de que año, de que cultura, son varios aspectos que influyen: enfermedades, desnutrición, guerras, accidentes entre otras causas.

Actualmente en México se tiene como primara causa de muerte la diabetes, segundo lugar  homicidios, tercera lugar: cáncer.

Pero analizando a través de nuestra historia de la humanidad tomando en cuenta sus variables causas de muerte; en conclusión encontramos que su origen está en dos principales prácticas: adulterio e idolatría.
El adulterio tiene sus orígenes desde las primeras parejas de seres humanos en la tierra, y como causa de muerte, Dios quiso evitar más desgracias e inspiro a sus profetas para dictar sus mandamientos y prohibir su práctica, dictando severos castigos para persuadir de que el mal siguiera avanzando, “su sangre caiga sobre el que tal hace” refiere la sagrada biblia,  pero la necedad de quien desobedece hace sus terribles estragos: Muerte, enfermedad, y todo tipo de tribulaciones, que todo esto no viene por casualidad, ni por mala serte, sino por causalidad de este pecado mortal.

El adulterio no solo se comete físicamente, también por pensamiento que contamina al corazón.
Codiciar a una persona o mirarla con lascivia si no es nuestra pareja ya se está adulterando.
Si estás viviendo una tragedia, aquí tienes unas razones por las cuales suceden y se pueden evitar, y si por el contrario estás viviendo bien, gloria a Dios. Evita caer en la tentación.

Pues una decisión a tiempo puede alargar tus días y evitar el dolor y el sufrimiento.

Porque el adulterio es para satisfacción de satanás quien viene en tu acecho para engañar,  robar matar y destruir.

Él pone las tentaciones para engañar y robar la felicidad, la estabilidad, la salud, la vida, tiene el propósito de destruir  todos tus buenos propósitos, y se vale de personas influyentes para extender su maldad pero más de tu ignorancia.

Por eso quien trabaja a favor de satanás, se afanan en promover el adulterio, la lascivia, la vanidad, la avaricia.

No es gratuito que los medios de comunicación masivos, dediquen la mayor parte de su tiempo y espacio para este fin, lanzan constantemente imágenes y mensajes subliminales, pornografía y telenovelas y programas de cómicos,  con el principal propósito de provocar adulterios, lascivia, vanidad y avaricia de donde nacen los más bajos instintos y vicios como el alcoholismo y drogadicción y que decir de la idolatría, promueven la adoración a las imágenes y hacen sus programas “Cada quien su santo” “la rosa de Guadalupe” entre otros satánicos programas que aparentan servirle a Dios.

Sobre la idolatría mencionar que sus orígenes fueron ante la necedad de querer ver y palpar a Dios siendo indignos, ante la necesidad de querer ver sus manifestaciones en apariciones milagrosas.

 Solo aquel que encuentra gracia ante Dios podrá verlo y tocarle, pero mientras somos indignos y creyentes de él, nos conformamos con la certeza de su existencia, podemos sentir su presencia, mas no le podemos ver, pero si le podemos sentir, no podemos tocarle, pero si podemos escucharle, podemos sentir su amor y misericordia y sobre todo podemos ver sus manifestaciones en todo y a cada momento porque todo fue hecho por él y porque él está en todas partes, excepto en las imágenes que le rinde culto la gente ignorante del contenido de las sagradas escrituras, que prohíbe adorarlas y arrodillarse ante ellas.

En Éxodo capítulo 20 versículos del 1 al 6 dice:

20:1 Y habló Dios todas estas palabras, diciendo: 20:2 Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre.20:3 No tendrás dioses ajenos delante de mí.

20:4 No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. 20:5 No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, 20:6 y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.

Pero la idolatría no solo se practica adorando y venerando imágenes  también dándole culto a la personalidad propia y ajena.

Los católicos rinden culto a las imágenes y creen adorar a Dios, pero realmente están adorando a satanás, pues Dios nunca se contradiría de lo escrito en la sagrada biblia pues es su palabra.

Habrá que analizar porque en un hogar hay pobreza, enfermedad, vicios, riñas, tragedias y toda mala suerte y encontraran que tienen sus altares con veladoras a los ídolos haciendo maldad ante Dios por adorarlos.

Habrá que analizar ¿porque que los políticos corruptos, ladrones, prostitutas, sicarios, narcos, y los peores delincuentes tienen algo en común? creen en las imágenes y se persignan y se encomiendan a ellas, y resultan peores aún que los ateos porque tienen menos justificación.

Con su dinero mal habido dan diezmo creyendo que Dios los justificará.

En esa imágenes que adoran no está Dios, pero si esta satanás y por sus frutos los conocereis.

Cambiar nuestro destino esta en tomar una decisión a tiempo.

En conclusión: Si queremos salud, felicidad y prosperidad, luchemos primero por la salud mental, física y del corazón.

No cometas adulterio ni seas idolatra.

En las sagradas escrituras encontraras la verdad y la verdad os hará libres.

Dios los bendiga siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario: