Páginas vistas en total

lunes, 20 de mayo de 2013

Protestante es un término equivocado y despectivo.

Protestante es un término equivocado y

 despectivo. 

El vaticano se hace llamar católico cristiano para lucrar con la fe en Cristo pero es clara su mentira y mala fe, cuando llama protestantes y secta a los que se convirtieron al Cristianismo que dejaron el catolicismo por leer la biblia y encontrar ahí que en la iglesia católica hacen lo contrario a la voluntad de Dios y sobre todo por tener un encuentro con Cristo a quien recibieron en su corazón. 

Católico y cristiano son lo contrario entre sí. Los católicos son oscuridad y los cristianos son luz, ¿qué concierto hay entre la oscuridad y la luz? refiere la sagrada biblia. 


Su intento fallido del vaticano de evitar que la gente leyera o entendiera la biblia al leerla en latín, y quemaron muchas biblias con el engaño que eran libros de brujería y hechicería o blasfemos con la llamada “santa inquisición”


Martín Lutero logró un gran movimiento que puso en evidencia el mercantilismo de la fe con la que lucra el vaticano y sus crímenes de lesa humanidad, tremendo disparate hacia el vaticano al cobrar dinero para el perdón de pecados, cuando solo Dios perdona pecados.


Pero también su actitud de Martín Lutero fue por su encuentro con Cristo, que despertó en él un gran anhelo por dar a conocer a la humanidad que el verdadero camino a nuestro padre Jehová es Jesucristo, con lo que coadyuvó en la conversión multitudinaria al cristianismo a quienes llaman desde entonces equivocada y despectivamente: protestantes miembros de una secta, pero alguien que tiene un encuentro con Cristo y obedece la palabra de Dios es un digno cristiano, hijo de Dios. 


Los que desobedecen la palabra de Dios y hacen negocio con la fe, como el vaticano que ha acaparado agresiva riqueza por todo el mundo, y que han asesinado a una gran cantidad de gente para conservar el poder que quiere dominar al mundo, ellos son integrantes de una secta y por tal motivo no se convierte en protestante el que abandona la secta que es el catolicismo, simplemente se convierte en Cristiano fiel a Dios, no a una secta. 


Por: José Alberto Betanzos Salgado. Cuernavaca Morelos a 20 de mayo 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Escribe un comentario: